Blog

Rompe con el mal hábito de comerte las uñas… ¡Te decimos cómo!


image not found

Dile adiós a la onicofagia…

No importa si muerdes compulsivamente tus uñas o solo lo haces cuando estás estresado, lo cierto es que no estás solo en esto.  Y como todos alguna vez lo hemos hecho, decidimos armar una lista de nuestros tips favoritos para que le pongas fin a este mal hábito de una vez por todas:

Consigue un esmalte de sabor amargo: 

Algunas pinturas de uñas están diseñadas específicamente para romper con el hábito de comerte las uñas.  Tienen un sabor desagradable, lo que ayuda a que te abstengas de morderlas.

Hazte manicures semanales

Si pagamos un precio considerable para que nuestras manos luzcan fabulosas, ¿Por qué arruinarlas? Si tus uñas tienen una capa fresca de esmalte tendrás menos ganas de morderlas y dañarlas.  El manicure en gel también son una muy buena opción para no tocar tus uñas por un buen tiempo, considerando que duran más de una semana.

Corta tus uñas muy cortas: 

Mientras más cortas, menos deseo tendrás de morderlas.

Relájate:

Por raro que pueda sonar, el Yoga puede ser la cura para conseguir unas manos hermosas.  Morder tus uñas constantemente puede ser una señal de ansiedad, por lo que encontrar un hábito saludable como el yoga puede servir para relajarte y liberar tu mente del estrés.

Busca una distracción:

Muchas personas buscan alternativas para darle un alto a morderse las uñas.  Nuevo hábitos como apretar una pelota de estrés o jugar con una bandita elástica son remedios perfectos.  Esto te distraerá tanto que te olvidarás que tienes uñas.

Las uñas falsas pueden ser la solución: 

Las uñas postizas pueden hacer maravillas por las chicas que se muerden las uñas todo el tiempo.  Por ser más gruesas que las reales, dificultan la mordida y duran mucho más, dándole a tus uñas verdaderas más tiempo para crecer.  Una vez que comiences a ver resultados, más nunca querrás morderlas.

Es un trabajo duro:

Si tu no tomas la decisión, no dejarás este mala costumbre.  Tienes que hacer el esfuerzo, y si eres determinada, nada te detendrá.


Leave a comment

Your email address will not be published.

Google+